5 Cosas que debes tener en cuenta antes de hacerte un tatuaje

August 4, 2017

 

Antes de tomar la gran decisión de hacerte un tatuaje es importante considerar algunas cosas para que este momento se convierta en una experiencia memorable que valga la pena repetir (con un resultado que te encante) y no algo de lo que luego te sientas arrepentid@. Aquí encontrarás algunos puntos para reflexionar y tomar la decisión correcta.

 

#1 Motivación

Aunque es algo obvio siempre es lo primero que debes considerar: Un tatuaje es algo que vas a llevar contigo toda tu vida, y si bien hay técnicas para “removerlos o borrarlos”, la idea es que si decides hacerte uno lo hagas parte de ti hasta la muerte.

 

Así que resulta clave que te preguntes desde donde surgen tus ganas de tener un tatuaje. Las razones o motivos pueden ser muchos; sentimientos, experiencias, comunicar un mensaje, recordarnos algo, conmemorar a un ser querido, moda, una expresión espiritual, quieres reivindicar algo, quieres exaltar algo de tu personalidad, entre muchos más.

 

 Independientemente de cual sea tu razón, lo importante es que sientas que nace de ti, que es algo que quieres de corazón o que es algo que en serio te gusta. Es una decisión totalmente personal que claramente debe responder a razones solo tuyas.

 

Siempre se escucha en conversaciones casuales que todo tatuaje debe significar algo y debe tener una historia profunda y esto a la final no es del todo cierto. Hay muchos tatuajes que solo cumplen funciones estéticas sin un significado profundo, más allá de su valor ornamental.

 

 Al momento de pensar en este tipo de tatuajes no importa lo que digan los demás sino el como tú te sientas, finalmente es tu cuerpo y es tu decisión. Si tu razón es estética es tan valida como las demás razones. Y si tus razones son profundas y con un gran significado un tatuaje será una marca que llevarás con amor y orgullo.

 

#2 ¿Que quieres?

Ya sabes cual es tu motivación o razón para hacerte el tatuaje. Ahora debes tener en cuenta que quieres. Es ideal que tengas una imagen, imágenes de referencia o un concepto claro en mente para que el tatuador/a lo perfeccione. Aunque el tatuador/a aporte sus ideas, su estilo y te guíe durante el proceso, eres tú quien va a llevar el tatuaje toda su vida entonces debe ser tal y como lo soñaste. Es clave que junto con tu tatuador/a trabajen en algo que te encante.

 

 Otra cosa que hay que tener en cuenta en la fase del diseño y eso nos lleva al siguiente punto es la zona donde te quieres tatuar. Esto es fundamental, ya que el dibujo debe adaptarse a esa zona del cuerpo perfectamente considerando su movimiento, su tamaño y el cambio que pueda tener a través del tiempo.

 

 

#3 ¿Dónde lo quieres?

Básicamente los criterios para elegir la zona donde te tatúas son la estética y el dolor. El cuerpo cambia con el tiempo (y con nuestras rutinas) y hay zonas que tienden a cambiar con mayor notoriedad, como por ejemplo el abdomen, los senos, la parte anterior de los brazos o los glúteos.

 

El tema del dolor es un poco más complejo ya que depende de múltiples variables, como el umbral y sensibilidad de cada persona,  la zona o ubicación, y la preparación previa al tatuaje (si la persona no está descansada, no durmió bien o no ha comido son factores que puede aumentar considerablemente el nivel de dolor). Existen algunas imágenes de referencia que te muestran las zonas del cuerpo donde hay un mínimo y un máximo nivel de dolor.

Solicita a tu tatuador/a que te guíe en este aspecto.

 

 

 

#4 Elige tu artista

 

La elección de tu tatuador/a o estudio es clave. Mi consejo es que revises su portafolio como tatuador y adicional a esto te fijes en su habilidad como artista. La calidad de sus dibujos, bocetos, pinturas o de lo que demuestre sus habilidades y experiencia. Si tiene página web dale un vistazo y cuéntale tu idea. Debe existir empatía con tu tatuador/a especialmente para que exista una conexión entre lo que quieres y lo que hace el artista.  El sitio debe ser adecuado y todos los materiales deben ser esterilizados.

 

#5 Atrévete y Disfruta la experiencia

 

Ya tienes la motivación, encontraste a tu artista, tienes el diseño y estás listo para tatuarte, ahora el paso siguiente es seguir disfrutando la experiencia. Hacerte un tatuaje es hacer que todos estos pasos sean divertidos e interesantes y que el día del procedimiento sea algo que disfrutes, no porque sea placentero (me imagino que para muchos lo es) sino porque puedes descubrir la variedad de dolores, de sensaciones, de colores, de escalofríos, puedes pasar un rato ameno, puedes ver como una obra de arte se plasma en el lienzo más hermoso del mundo y puedes enamorarte de algo que llevarás de ahora en adelante contigo.

 

Si después de leer esto te sientes emocionado y más seguro, ¿Qué esperas? La vida es ahora!

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Los tatuajes a color ¿Duelen más?

September 13, 2017

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2018. Daniela Alfonso

Bogotá-Colombia

  • Instagram - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Instagram - Negro Círculo
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle
  • Tumblr - Black Circle